Google+ Followers

martes, 31 de mayo de 2011

Atrapar una estrella errante

En Mayo y en Noviembre, la órbita del planeta pasa cerca del cinturón de asteroides. Claro, que por el frío y lo seco, las estrellas se ven mejor en noviembre.

Así que no sé qué día de finales de mayo y de noviembre hay ese fenómeno que llaman "lluvia de estrellas". Sólo hay que salir de la mancha urbana y esperar a que den las dos de la madrugada.

Claro, eso ya lo sé ahora: un noviembre de hace 11 años no lo sabía, y cuando me dijeron que habría lluvia de estrellas me emocioné y sacamos a los niños (Hyrum de dos años, Jared recién nacido) a la carretera helada, hasta como las nueve de la noche.

Hyrum era un bebé todavía, quería dormirse y para que no se durmiera, yo trataba de emocionarlo hablándole de eso, de la lluvia de estrellas. Finalmente no cayó ninguna estrella, subimos al carro y regresamos a casa.

Se durmió y pensé que habría olvidado todo. Salvo que al otro día, al despertarse, lo primero que hizo fue correr a la ventana, para ver cuántas estrellas habían caído en su jardín.

Vaya, que se me olvidó explicarle el concepto "lluvia de estrellas".

Ahora, permíteme te comparto esta melodía: http://www.youtube.com/watch?v=U08iKG4tfFE
 

Sólo por si te sirve el hermoso consejo de la canción: guarda en tu mente y en tu corazón lo hermoso, lo bueno, como una reserva para cuando lo necesites, para cuando tu vida sea árida.

Que tu vida tenga reservas suficientes, siempre. Con mucho, mucho cariño:
 
Óscar Pech Lara
 
"In the faces of men and women I see God"
Walt Whitman, from Leaves of Grass
Publicar un comentario