Google+ Followers

jueves, 29 de marzo de 2012

Medea VS. Afrodita

Lo que sigue no son palabras mías, y sé que su autor no le gustaría que pusiera su nombre aquí: es un sabio mexicano que tiene como su mayor prioridad el permanecer siempre anónimo, así que pego aquí parte de una carta suya, con la esperanza de que sirva de algo al lado femenino del planeta. Cedo, pues, la palabra a este genio extraordinario, y después pongo un dibujo de Quino que nos muestra cómo actúa una esposa del club de Afrodita, una que claramente pone límites, sin entrar en amargas discusiones con el esposo:

   Yo creo que hay dos tipos de mujeres; las del club de Afrodita y las del club de Medea, esto naturalmente es mi humilde opinión y no pretende ser paradigma y si lo es,  puedes tomarlo como un paradigma de pacotilla, pero me permite marcar algunas características. En primer lugar diré que tengo la convicción de que las mujeres y los hombres en nuestras múltiples diferencias hay una que es determinante y por ello trascendente; el hombre es deductivo la mujer es inductiva; el hombre ve con facilidad las relaciones entre los elementos de los conjuntos y actúa con base a esa naturaleza por ello se le facilita el ajedrez, manejar un auto, orientarse, contar chistes y hacer amigos, vemos todo mas superficialmente, la mujer tiene una visión mas profunda y detallada de las cosas, por eso le es mas fácil hacer ciertas cosas complejas con mas rapidez que el hombre, por eso inexplicablemente prospera cuando se lo propone y se enfoca con mayor facilidad, aunque le es difícil el ajedrez, la orientación, conducir un auto, contar chistes y lo peor; hacer amigos, en especial amigas. Eso tan solo en el aspecto sensorial y ahí es donde paso a mi definición más pintoresca: Afrodita y Medea.
 
   Afrodita tiene habilidades que el hombre desea hambrientamente, lo sabe y lo explota, conoce reglas y leyes de mujer que le permite percibir mejor a los hombres y darles lo que ellos quieren, amor, comprensión, y contacto físico en todas las formas imaginables que una pareja puede pretender adquirir. la Afrodita sabe que el hombre es una manojo de instintos peligrosos e inestables y va aprendiendo a dominarlos, acallarlos y finalmente a domesticarlos para bien de ella, de la pareja y finalmente de su familia, no es ciega, no se espanta con pendejadas, no se ahoga en poquita agua. Afrodita sabe encadenar los afectos de su esposo al lecho matrimonial como la cama enraizada de Penélope  y Odiseo , que ni la Diosa maga Circe pudo contrarrestar, pues aunque tenia las habilidades de Afrodita tenia el corazón de Medea, no por nada eran parientes. Hay una señora que se hizo celebre; Doña Scherezada. 
   Afrodita no se goza de la justicia sino de la verdad, no busca poderes extraterrestres pues no hay mas poder que el afecto de pareja, no es tampoco una pendeja que todo lo espera y todo lo soporta, Afrodita sabe cortar por lo sano, no guarda rencores estúpidos para usarlos como instrumentos de tortura, sabe marcar el ultimo hasta aquí, tiene un compromiso fisiológico con la felicidad, con la suya, la de su marido y la de sus hijos, y no transige, por eso se le ve tan feliz, si el marido se emborracha le cura la cruda, si se va con los amigotes deja que el sólo se confiese, si anda de coqueto lo pone en paz, lo corrige con severidad y después lo encadena con mas fuerza a sus brazos, hasta que uno pierde la fuerza para las infidelidades, Afrodita llega a vieja con su pareja y no pierde la alegre picardía que tanto le hace falta a los matrimonios menguantes.
  Medea esta en el otro equipo, es panista, religiosa y le va al América. Sabe mecánica, sabe herrería, levanta pesas le gusta el box -y el xbox supongo- Tiene el vigor de un Titán, es íntegra e incorruptible como Robespierre tiene el temple de la metalurgia alemana; es dedicada, consciente, seria, segura, fiel pero sobre todo implacable; Medea siempre tiene a su favor un poder extraterreno, extramarital, extratodo; la autoridad religiosa; la maternidad; su integridad, su alcurnia, su belleza (si la hay), todo en ella es poder y majestad, es inaccesible y divina, siempre se lamenta por que el mundo no esta a su altura;sus estándares son inalcanzables, y sus enfermedades y achaques no los puede diagnosticar ni el Dr House; es la persona ideal para dirigir el departamento de auditoria de servicio al cliente... 

Publicar un comentario