Google+ Followers

lunes, 27 de mayo de 2013

Ódiame más...

Antes de iniciar este correo, preguntémonos: ¿Es el futbol un deporte? Para mí, no: para mí es sólo un negocio arreglado; un espacio donde de antemano se decide quién va a ganar y quién no, y hasta dónde va a llegar quién, y en qué momento lo van a detener. Vamos a considerar ambas posturas. Primero consideremos que sí es un deporte. Si lo es, de veras el Cruz Azul tuvo un desempeño extraordinario y estuvo a un tris de ganar legalmente la copa, pero el América fue mejor y, ni modo, le ganó. Lo que no alcanzo a comprender es lo que aparece en este vídeo: Emilio Azcárraga se encuera y no sólo dice, sino que luego viste las fatídicas palabras: "Ódiame más..."


Me deja perplejo esto, por lo siguiente: a mí no me gusta el fut, no tengo tele, pero anoche, mientras trataba de conciliar el sueño, escuchaba los ruidos del partido en casa de mis vecinos: mete un gol el Cruz Azul, y todos gritan de felicidad. Cuando se van a tiempos extras (¿a penales? No lo sé), y vienen los goles del América, los gritos de mis vecinos eran de ira. De hecho, cuando se acaba el partido, nadie salió a celebrar. Todos apagaron la tele y a dormir. A mí me da igual, pero lo que pasó me parece inexplicable: ¿Cómo un cuate al que le perdona Hacienda miles de millones de pesos en impuestos, mientras a todos nos da de veras MUY duro y hasta donde puede, se atreve a decir: "ódiame más". ¿Alguien aquí lo entiende? Es simplemente que de verdad somos "la prole" y que el tipo ese no tiene miedo de que baje el ranking de sus transmisoras? No lo sé...

Ahora, veamos la segunda posibilidad: La tele es un negocio, es sólo pan y circo, una válvula de escape para que el pueblo pueda sacar todas sus frustraciones. Si esto es así, si la inmensa mayoría necesitaba la catarsis de ver que ganara el Cruz Azul, ¿por qué dejar ganar al América? ¿Por qué negarle al pueblo el placer de ver que perdieran "los millonetas"? No lo sé. Lo único que se me ocurre es lo de arriba: se le apuesta a que lo aguantamos todo, somos agachones, somos, para acabar pronto, "la prole", esa que no le importa en las decisiones de nadie.

Cualquiera que sea la opción correcta, es extraño en realidad el pueblo de México, y más... ¿rara? (la palabra en inglés sería "weird", "uncanny", por la connotación ominosa que ambas palabras tienen, y que ninguna tiene en español... ¿bizarra, diríamos?) es la relación del pueblo para con el grupo en el poder. Tú, ¿qué piensas?


Óscar Pech Lara

Debemos hacer algo en esta tierra porque en este planeta nos parieron y hay que arreglar las cosas de los hombres porque no somos ni pájaros ni perros
Pablo Neruda, "No me lo pidan", 1959.
Publicar un comentario