Google+ Followers

jueves, 12 de marzo de 2015

Spectre. El argumento original de la última película de James Bond antes de que lo cambiara el gobierno mexicano



Spectre — La última película de James Bond — Filmada en México.



Ficha técnica
Dirección        Marc Forster
Producción     Michael G.Wilson - Barbara Broccoli
Columbia Pictures
Guion             Paul Haggis - Neal Purvis - Robert Wade
Basada en       James Bond de Ian Fleming
Música            David Arnold
Fotografía       Roberto Schaefer
Protagonistas
Daniel Craig
Eva Mendez
Lauren Velez
Gimena Accardi
Judy Dench
Fernando Colunga
Gael García Bernal
Benicio del Toro
Diego Luna
Jeffrey Wright
Datos y cifras
Países Gran Bretaña - México
Año     2013
Género            Acción
Duración         101 min.
Compañía productora            Columbia Pictures - Metro Goldwyn Mayer
Presupuesto    USD 400.000.000

Les paso el pequeño resumen de la película, para animarles a verla cuando se estrene.

La película inicia de inestabilidad económica: las finanzas mundiales andan de capa caída. M., la jefa de Bond habla con él y le dice que aparentemente hay una fuerza que quiere hundir la economía del mundo y quedarse con todo el poder económico para sí, amenazando el bienestar económico de la mayor parte de la población del mundo. Se entiende que se trata de un grupo de veras muy reducido de personas que tienen en sus manos la economía global. Bond tiene que descubrir cómo operan y detenerlos. 

Viaja a los EUA. Su amigo de la CIA (Felix Leiter, interpretado por Jeffrey Wright, como en Casino Royale, y en Quantum Of Solace). Le indica, nervioso, que los rumores señalan que la raíz de los males está en México, entre la gente que está propiciando movimientos sociales. Bond le pregunta que si los carteles del narco está en medio de esto. Leiter le dice que no, aunque a uno le queda claro, por el temblor de su voz y la manera en que desvía su mirada, que muy probablemente sí.
Bond sabe que la CNTE y #Soy132 son cosa del pasado, así que aterriza en Guadalajara, y contacta con Eva Martínez (Interpretada por Eva Méndez), quien será su contacto y affair en México. Juntos se desplazan a Michoacán, donde tendrá un encuentro con las policías comunitarias y las autodefensas. De buenas a primeras Bond se asombra de que sea tan fácil contactar con ellos; de que sean ciudadanos comunes, vecinos de la calle, no superhéroes con identidad secreta. Al hablar con ellos, confirma que el verdadero problema en México es el narco. 

En el camino al hotel donde ambos se hospedan, los detiene un retén del ejército mexicano, a él lo reconocen, lo desarman y le dan una golpiza y se llevan a Eva con ellos. Se deja entrever que a abusarán de ella en toda manera posible y que la van a desaparecer. A él, todo golpeado, lo suben a una patrulla de esas que parecen mini pick-up y lo avientan a la puerta de su hotel. Antes de irse le advierten que nada de acercarse al narco. 

De alguna manera Bond sube a su cuarto. Allí le habla M., (interpretada, como siempre, por Judy Dench), quien le advierte que deje de andarse por las ramas y le hace ver que no sirve de nada que busque la manera de acabar con las autodefensas: surgen por todas partes en el país, a mayor injusticia social hay. Ella le informa que los informes de inteligencia indican que una amenaza para el país puede ser un pronto levantamiento del EZLN, o de la CNTE, o de los extrabajadores de PEMEX o de los de la CFE, o de plano de todo el país: De hecho no se explica por qué es que México no se levanta en armas. Parece que el problema es mayor de lo que creían y parece que algo ha dominado la mente de todos los mexicanos e impide que todo el país se levante en armas. Bond pone cada de “No me vengas con esas: esto no es una película de ciencia ficción”, pero promete a M. que va a investigar.

Al día siguiente Bond se despierta, todavía no sale el sol, pero ya está clareando. Ese maravilloso momento en que todo es color azul. Bond se asoma por la ventana y ve que por el camino se acercan una serie de carros del ejército para escoltarlo al aeropuerto. James mientras huye del hotel se va vistiendo. Sale en uno de los camioncitos de los proveedores del restaurancito del hotel. Para hacer corta la historia, diremos que de repente lo vemos en entrevista con el narco mayor, el Chato Guzmán, que es una clara alusión a Ya-Saben-Quién, actuado por Fernando Colunga muy bien: se ve unos 10 años mayor que su edad, y le da un carácter muy zen al mundo del narco: son gente que están por encima de la ley, de las preocupaciones, y mucho más allá del bien y del mal. Mucho de lo que le diga el Chato Guzmán va a repetirse el resto de la película como breves flashbaks auditivos en la mente de Bond: “¿Los narcos son el mal? ¿Y qué no lo es en este sistema social? El sistema es el mal”. 

http://images.teinteresa.es/cine/Roban-coches-James-Bond-Alemania_TINIMA20141210_0872_3.jpg

El Chato Guzmán le indica que el mal está mucho más allá del mero narco. Gente más poderosa que los cárteles son los que se han adueñado del país. “¿Pero quién podría hacer eso?”, piensa Bond: “¿Qué podría ser todavía peor que el narco?” Regresa caminando al cuarto de hotel en Uruapan, confundido, para poner en claro sus pensamientos, pero antes de llegar propiamente al hotel lo recibe el jefe de policía, se presente y se pone a sus órdenes. Le pregunta que si sí es Mr. Bond y en cuanto James asiente, la policía mexicana le pone otra catiza y lo mandan en calidad de bulto al DF.
Cuando James vuelve en sí, está frente a Eduardo Medina Mora y Arely Gómez. Le explican que lo van a extraditar, que deje de hurgar en sus negocios, o lo van a desaparecer. Que no lo desaparecen solo porque se los encargó mucho la reina ahora que EPN fue a Inglaterra, sobre todo porque EPN está muy interesado en que su hija se case con el príncipe Guillermo. Bond piensa para sí mismo: “¿Están locos, borrachos, dopados, o qué?” Lo conducen, esposado, al auto que lo llevará al aeropuerto, y piensa que acaso M. estaba en lo correcto, y que en México hay algún tipo de fuerza que enajena, embrutece y controla la mente de los mexicanos. Camino al AICM Beníto Juárez se les escapa a los de la PFP y busca hablar con quienes se oponen a esta fuerza. En efecto, va al plantón del CNTE en el monumento a la Revolución. 

Ellos le explican que sí, que Arely Gomez y Eduardo Medina Mora protegen al narco, pertenecen a la clase política mexicana, y que quien los gobierna a todos, el nuevo dueño del país es un tal Emilio Azcárraga Yang y que con Arely y Eduardo en esas posiciones claves por todo el siguiente sexenio, piensa militarizar al país y exprimirle todos sus recursos; que en efecto, hay un puñadito de seres humanos que se hicieron dueños de México y del mundo, y que esos dueños de las empresas internacionales son los que tienen en la miseria a la población del mundo, la cual no se rebela porque la tienen dominada a través de los medios.


La pregunta que me hago yo es: ¿Y qué si fuera cierto todo esto? ¿Qué si existiera James Bond? ¿De veras nos libraría de EPN, Televisa y el narco? ¿De veras alguien podrá liberar a nuestro país de la ignorancia y la injusticia social?
Publicar un comentario